Hipertensión, “el asesino silencioso” que puede evitarse

p>CDMX.- Una persona solo puede saber si es hipertenso al medir la presión arterial dos veces al día durante 15 días, si en este periodo presenta más de 140/90 de presión, es posible que padezca la enfermedad, explicó el cardiólogo Enrique Gómez Álvarez, jefe de la División de Cardiocirugía del Centro Médico Nacional CMN 20 de Noviembre del ISSSTE.

El especialista pide a la población que adopte una cultura de detección temprana de esta patología denominada “el asesino silencioso” detalló que se trata de un padecimiento crónico que no presenta sintomatología, pero puede dañar órganos como el corazón, el cerebro y los riñones, sus complicaciones pueden derivar en infarto al miocardio y en enfermedad cerebrovascular.

“Cuando sube la presión arterial, el corazón tiene a trabajar más y el daño a las arterias se incrementa notablemente. Además, puede ir acompañada de comorbilidades como la diabetes”.

Cifras del Anuario Estadístico del ISSSTE indican que en 2017 se aplicaron 1 millón 782 mil 289 pruebas de tensión arterial de primera vez y 2 millones 830 mil 020 subsecuentes, de acuerdo con el reporte de Detección y Control de Enfermedades no Transmisibles.

Con base en el Informe Financiero y Actuarial (IFA 2017), en 2016 la prevalencia de hipertensión en el instituto fue de 14% equivalente a 1.07 millones de derechohabientes con la enfermedad, además de ser la primera causa de consulta externa en el ISSSTE con 11.6%.

Por grupos de edad, este último informe reveló que los mayores de 70 años presentaron el mayor número de pacientes con 349 mil 327 (32.6%), seguido por derechohabientes de 60 a 69 años de edad con 304 mil 814 (28.5%).

Gómez Álvarez enfatizó la importancia de la detección oportuna y el tratamiento adecuado de la hipertensión porque puede desencadenar infarto al miocardio y enfermedad cerebrovascular. El IFA señala que las enfermedades del corazón en 2016 ocuparon el primer lugar entre las 10 principales causas de mortalidad hospitalaria en la institución en 2016 lo que significa 15.2% mientras que las enfermedades cerebrovasculares se ubicaron en el sexto con 6.1%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *