Hallan “red de carreteras” en antiguo complejo maya en México

MEXICO, 2 jun (Xinhua) — Arqueólogos e investigadores de México anunciaron hoy el hallazgo de una “red de carreteras” que unía los centros cívico-ceremoniales en un antiguo complejo urbano maya localizado en el estado mexicano de Quintana Roo (sureste).

El descubrimiento de las vías de comunicación, situadas debajo de una densa capa de vegetación, se realizó con ayuda de tecnología LIDAR, capaz de “penetrar” con pulsos láser la cubierta vegetal con árboles de hasta 20 o 30 metros de altura.

El LIDAR (light detection and ranging) es un sensor láser que puede estar montado en un avión, avioneta, helicóptero o drones, y emite miles de pulsos de energía láser por segundo, los cuales rebotan.

“El uso de esa herramienta promete un cambio paradigmático en la manera de entender las sociedades del México antiguo”, destacó el académico de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) de México, Javier López Camacho, en un comunicado.

El hallazgo forma parte de una investigación que incluye el estudio de sistemas agrícolas, el cual podría impactar en el presente, al entender por qué y cómo los mayas habitaron la región durante varios siglos.

Asimismo, se detectó una estructura arquitectónica del sistema de asentamiento Dzibanché y los centros de Ichkabal y El Cedral, Quintana Roo.

Dzibanché, vocablo maya que significa “escritura en madera”, fue una importante ciudad que tuvo su apogeo en el Clásico Temprano y que dominó un amplio territorio al sur de Quintana Roo.

Se trata de un sitio atípico, porque a diferencia de otras áreas en el Petén central, como Tikal, que tiene un epicentro marcado, en esta urbe hay varios grupos arquitectónicos, como Tutil y Kinichná, que se unen mediante caminos o sacbés, explicó el experto de la ENAH.

Subrayó además que el estudio de los sistemas agrícolas hará posible establecer por qué la civilización permaneció en el sitio varios siglos, a diferencia del poblamiento masivo del sur de Quintana Roo a principios de la década de 1970, que produjo el agotamiento de los suelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *